Versos prestados

Bendita la tranquilidad buscada por tu alma. Te acompaña, y yo la percibo. Tu voz es suave y delicada así como aterciopelada. Tus gestos faciales acompañan la suavidad de tu voz; y tus manos saben amoldarse a cada situación: bailan en el aire hasta señalar lo deseado, de tal forma que yo comprendo tu mensaje, y adicionalmente admiro sus formas.

~ Jota

Anuncios